RECORDANDO A LAS
MAJORETTES

Por Pili Nonay Villalba

Publicado en revista "Enebro" nº:41, de marzo de 2004.

Hace más de treinta años que se formó en Sabiñán el famoso grupo de las MAJORETTES. Desfiló por primera vez un 29 de Abril de 1973 coincidiendo con una emotiva celebración para todo nuestro pueblo en la que dos de sus hijos eran ordenados sacerdotes por el entonces Arzobispo de Pamplona Don José Méndez: nuestros queridos Jesús Pina y Florentino Nonay.
Algo más de las 10 de la mañana, y después de que terminará la procesión en la que se llevó la comunión a los enfermos, recorría las calles de nuestro pueblo, poniendo un toque de fiesta y alegría a tan feliz acontecimiento. Mi prima Conchita y yo no pudimos desfilar ya que para nuestra familia era un día muy especial.
Aún recuerdo aquella falda blanca, polo azul marino, calcetines blancos y zapatos negros o azules, todo en plan casero. Pasados unos meses estrenaríamos uniformes que nos cosió la modista Carmen Lozano. También recuerdo, cuando en los días anteriores íbamos a probarnos los trajes, la paciencia que tenía al aguantarnos a todas.
La pionera de que el grupo, que hizo posible que se formara y saliera adelante fue Lourdes Asensio. Con ella hicimos los primeros ensayos en el entonces Centro JYMU, hoy salones parroquiales. El director era Benito Sánchez, con el que colaboraban Jaime Lacruz y David Acerete. Su dedicación constante hizo posible que el grupo funcionase y saliera adelante.
Éramos unas cuarenta y cinco persona, todas menores de catorce años, entre majorettes, trompetas y tambores. Nos acompañaba una "mascota", María José Perales, que con tan sólo cinco años desfilaba con todas nosotras, siendo la gracia del grupo.
¡Que ilusión hacia a toda la gente de nuestro pueblo ver desfilar a este numeroso grupo! ¡Cómo se llenaban de alegría nuestras calles al sonido de las trompetas y los tambores !
Recorrimos muchos pueblos de la provincia participando en sus fiestas patronales. Partiendo de nuestro vecinos, Paracuellos y Morés, fuimos desfilando por Ricla, Lucena de Jalón, Cetina, Alhama de Aragón Maluenda, Purroy, Codos, Campillo de Aragón, Arándiga, Barrio de San Antonio de Calatayud, entre otros. Recorríamos las calles y en la plaza hacíamos una bonita actuación. Y por todas partes paseábamos con orgullo el nombre de nuestro pueblo.
Fueron unos años muy felices de nuestra adolescencia por su unión y armonía entre las chicas que desfilábamos y los chicos que tocaban los tambores y las trompetas.
Cuando terminaba el curso solíamos hacer alguna excursión. Recuerdo de forma especial una de ellas en la que fuimos al Pirineo, concretamente al Valle de Ordesa, y que lo pasamos fenomenal
Con motivo del XXV aniversario nos reunimos un grupo para celebrarlo y recordar, pero muchos no pudieron estar pues la mayoría viven fuera del pueblo. Nos acompañó Lourdes, cenamos juntos y recordamos con añoranza aquella bonita etapa de nuestra vida.
Desde estas páginas de nuestra querida revista ENEBRO quiero agradecer y recordar a estas personas que he citado y que hicieron posible que el grupo alcanzara una gran fama, que le llevó a tantos lugares y que el nombre de Sabiñán se paseara por sus calles y plazas
También quiero mandar una saludo especial a todos y todas que en su día fuimos componentes de este ya famoso grupo de Majorettes de Sabiñán.

Primera actuación de las majorettes.Foto: Pili Nonay

 

 

 

 

 

Las majoretes actuando en las fiestas de San Roque. Foto: Pili Nonay Villalba.

 

 

 

Las majorettes ya con su uniforme.Foto: Pili Nonay Villalba.

 

 

 

 

Volver a Documentos- RECUERDOS